Conversatorio

Recursos Energéticos y Mineros

martes 5 julio 2022 08:30 am
Santo Domingo
Transmisión en vivo

Juntas podemos conquistar el éxito

Asegura que como mujeres latinas, la única manera de generar oportunidades es involucrándose  en actividades para ayudarnos unas a otras. 

Con más de 35 años de experiencia en la gestión y reclutamiento de talento humano, Lisa Guadalupe Clarke, CEO de ATL Search Group y especialista en diversidad, equidad e inclusión, ha sido reconocida por su labor en varias oportunidades.  “Siempre me siento muy bendecida cada vez que recibo un premio o reconocimiento por muy pequeño que sea.  Varias veces me ha pasado, que he dudado de mi trayectoria en un país tan grande como lo es Estados Unidos.  He recibido algún reconocimiento que me recuerda quién debo de ser.  Esto me ha ayudado a seguir en mi camino de emprendedora y es una señal que debo seguir en este camino no solo luchando por mis sueños, si no el sueño de todas esas personas que piensan o dudan de lo que están supuestas a hacer con su vida”.  

Afirma que los reconocimientos que ha recibido, los he aceptado no solo por su trabajo, sino también en honor a su  madre y en memoria de su abuela Concha y su nana Mama Nita. “Yo sé que las tres son mis ángeles que me guían desde el cielo”.  

Conversamos con esta emprendedora que ha sabido vencer desafíos y convertirse en una mujer Factor de Éxito.

 

¿Le costó mucho llegar al nivel en el que está ahora? Una anécdota…

Siempre he dicho que todo lo que vale la pena cuesta, si no todo el mundo lo haría.  Para mí, la palabra “no puedes” no existe en mi vocabulario y veo mi vida como un libro con muchos capítulos.   Gracias a Dios me he encontrado siempre con ángeles que me han ayudado en cada episodio de mi vida que me han brindado una mano para ayudarme. Bueno o malo hay una lección de aprendizaje. Mi esposo Martin, ha sido también para mí un gran apoyo en todo. Nada ha sido entregado en bandeja de plata. He trabajado muy fuerte por todo.

Recuerdo que cuando empecé mi empresa con solo $325, fue un reto muy grande, en las noches oraba y lloraba pidiéndole a Dios que la montaña no fuera tan alta, tenía clientes a los que no podía pedir ayuda por mi contrato en el trabajo anterior, pero Dios abrió puertas y en mi primer año, vendí más de un millón. Los limites los ponemos nosotros, nunca me di por vencida, éramos 3 en la compañía (yo y 2 interinos) y ahora he podido darle oportunidad  a cientos de personas, definitivamente Dios no solo hizo pequeña la montana sino que me cargo en sus hombros en todo este camino.



Si ve en retrospectiva, ¿cuáles han sido las premisas que han guiado su camino?

Estuve sola en este país desde los 15 años de edad.  El darme por vencida nunca ha sido una opción para mí.  El momento en el que me di cuenta que tenía que hacer algo grande y significativo fue cuando vi a mi madre dar su último respiro en este mundo.  No sé de dónde salieron unas palabras que se quedaron grabadas en mi mente y corazón para siempre; fue una voz que me dijo muy claro:  “Hay dos clases de personas en este mundo, una que solo vive por vivir y la otra que va a dejar una huella después de que se vaya de este mundo, ¿cuál eres tú?”, ese momento cambió mi vida para siempre.  

Años después he seguido el legado de fortaleza de mi madre. Por ello fundé mi propia compañía Atl Search Group. Me siento muy orgullosa de tener una empresa que puede mejorar y transformar  la vida de las personas cuando les encontramos un mejor trabajo, con mayores posibilidades.  Eso representa una bendición para mí, ayudar a nuestra comunidad.

 

Usted es especialista en equidad, inclusión y diversidad, ¿cuál ha sido su contribución personal para apoyar el crecimiento profesional de las mujeres en el estado de Georgia? 

Me considero una persona con una clara actitud y tendencia de integrar a todas las personas en la sociedad.  La equidad, inclusión y diversidad, deben ser factores idóneos de todo líder.  En este sentido he cumplido importantes roles para nuestra comunidad; por ejemplo, he contribuido siendo la co-fundadora y ex presidenta de un grupo de mujeres llamado EME, que fue creado para empoderar, guiar y educar a mujeres profesionales y emprendedoras.  

Tuve la oportunidad de servir de presidenta y también de desarrollar programas especiales para educar a un grupo consistente de mujeres. Cuando cumplí funciones y serví como presidenta de ALPFA, Atlanta (Asociación de Latinos Profesionales de América) teníamos una sección para educar a la mujeres llamada Women of Alpfa.  

Actualmente como líder de la comunidad hispana en Georgia es mi misión seguir participando en programas de ayuda y empoderamiento comunitarios, por eso continúo educándome. Soy miembro de Leadership Georgia & Leadership Atlanta para así ,poder apoyar y darle la mano a otras mujeres. Considero que ser parte de estas dos organizaciones es un privilegio y sólo puedes ser parte, si alguien te invita y eres aprobado basado en tu experiencia y tu  liderazgo innato.  

En adición personal, yo continué apoyando a nuestras mujeres bajo mi empresa ATL Search Group ofreciendo mejores trabajos, incluyendo mi equipo en mi empresa.  Mi corazón se llena de ver otras mujeres avanzar y he empezado hacer un programa bajo mi empresa llamado “Work Together ATL” (Trabajando Juntos ATL) en donde mi labor es educar a pequeños negocios. Hasta la fecha, este programa no tiene costo para los participantes. Ya hemos desarrollado dos programas trabajando junto a la Cámara de Comercio Hispana y a La Asociación Latinoamericana.  También estoy apoyando a pequeños negocios bajo un programa que realiza el Consulado General  de México en Atlanta  y la Cámara Latinoamericana.

 

¿Cómo fomentar el liderazgo femenino en el estado de Georgia?

Cuando vine de Nueva York y tenía aproximadamente 6 años de radicada en Georgia, mi esposo me invitó a un evento de Latinos de una Asociación llamada ALPFA, ahí me encontré con muchos Latinos profesionales. La  charla era impartida por una exponente colombiana que era la única socia mujer en Colombia. En ese momento  ella trabajaba para una gran empresa de los Estados Unidos.  Me llamó mucho la atención esta organización y la historia profesional que la señora compartió con todos los que estábamos ahí. Le  mencioné a la directiva que yo quería ser parte de ALPFA, organización sin fines de lucro que ayuda a empoderar a los Latinos y mujeres latinas.  Meses después me llamaron para ser parte de la directiva.  Empecé como secretaria, después como Directora de Relaciones Corporativas y después llegué a ser la Presidenta.  Me di cuenta que tenemos mucho que hacer como mujeres Latinas y la única manera de generar oportunidades es creando oportunidades e involucrándose  en actividades para ayudarnos unas a otras.  ¿Sabías que no hay ninguna Latina CEO en ninguna compañía de Fortune 500?  Mi pregunta es ¿por qué no? Yo espero que a través de mi empresa ATL Search Group, algún día pueda ayudar a las latinas no solo a incorporarse a estas compañías; es mi objetivo y deseo, poder ayudarles a convertirse en directoras ejecutivas y que ellas logren puestos prominentes y de liderazgo.

 

En su opinión, ¿cuáles son las características del liderazgo femenino que puede ser tan transformador en una sociedad?

Las mujeres tenemos mucho que ofrecer no solo a la sociedad, en el lugar de trabajo, nuestra familia e hijos.  Lo primero es educarnos y apoyarnos.  No podemos crecer solas pero sí podemos hacer mucho juntas.  Si una mujer está llegando a escalar montañas y ubicarse  en la cima,  es nuestro deber darle la mano. 

Para transformar la sociedad necesitamos mujeres, fuertes, educadas, proactivas, valientes, inclusivas, bondadosas, pero sobre todo, consientes de que su rol en la sociedad es fundamental. .